Significado de carpe diem

Significado de Carpe diem, (del latín: “cosecha el día” o “aprovechar el día”) frase utilizada por el poeta romano Horacio para expresar la idea de que uno debe disfrutar de la vida mientras pueda.

Carpe diem forma parte de la frase de Horacio “carpe diem quam minimum credula postero”,  Se puede traducir literalmente como “Aprovecha cada día, no te confíes del mañana “.

Historia original de Carpe Diem:

La primera referencia a la frase carpe diem se encuentra en el Libro de las Odas I escrito por el poeta lírico Quinto Horacio Flaccus (65 a.C.-8 a.C.), más ampliamente conocido como Horacio:

Dum loquimur, fugerit invida
Aetas: carpe diem, quam minimum credula postero”.

Esto se traduce en: Mientras hablamos, el tiempo envidioso huye: arrancad el día, no confiéis en el futuro.

La definicion del diccionario para Carpe Diem es la siguiente:

Significado de carpe diem

Aprovechar el día; disfrutar del presente, en lugar de poner toda la esperanza en el futuro.

Significado de carpe diem

“Sólo se vive una vez” es una premisa incorrecta. Tienen muchas manifestaciones a través del espacio y el tiempo. Vives muchas veces. La vida misma es eterna. Pero el significado de “aprovecha el día”, “vive como si no hubiera mañana”, etc., es correcto, de la siguiente manera.
Imagínate que morirías mañana. ¿Qué harías hoy?

¿Irías a tu trabajo? ¿Harías cosas que normalmente tienes que hacer como obligación o deber? ¿Te despedirías de tus padres? ¿Le dirías a alguien que lo amas? ¿Irías a visitar un lugar?

La respuesta a esta pregunta es un indicador directo de lo que es verdaderamente importante para tu alma, de cuáles son tus prioridades e intereses fundamentales. También puede decirles qué es lo que su Esencia realmente quiere hacer diariamente. Es lo que es realmente importante para ti. Todo lo demás es accesorio, si no una pérdida de energía y tiempo.

Carpe Diem te pide que no vivas de una manera descuidada o imprudente, sino que traigas a tu vida únicamente lo que es verdaderamente importante para ti. Es decir, que vives por tu Esencia.

Vivir el momento, no con un abandono sin sentido, no de forma anárquica, sino sin preocuparse por el futuro.

Carpe Diem es más que un cliché hippie, o una frase bonita para colgar en tu nevera o para presumir ante tus amigos adolescentes. En realidad contiene una profunda Sabiduría Espiritual, porque es extremadamente difícil para un humano dejar de preocuparse por el futuro y lo incierto. Sin embargo, lo que preocupa es el ego, no el Espíritu. El espíritu no se preocupa en absoluto. La preocupación es una energía cancerosa, maligna, tóxica y potencialmente muy difícil de erradicar de un sistema de creencias. O está ahí, o no está.

En algún momento en un viaje Espiritual, se le pide al humano que se separe de la preocupación, que pierda el esfuerzo en un pensamiento preocupante. Llegar allí puede ser… difícil. Sin embargo, cuando te las arreglas para hacerlo, todas las preocupaciones y asuntos se vuelven, como mucho, estrictamente breves, limitados al momento, y nunca se arraigan en la mente consciente o subconsciente. Eso significa “tranquilidad”. El ser humano vive ahora el momento.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: